Religión

La Virgen Coqueta de Nigua, una Altagracia poco conocida en el país

Por: Jonathan De Oleo Ramos


Ahora que estamos en plena conmemoración del centenario de coronación de la protectora del pueblo dominicano, Nuestra Señora de la Altagracia, cariñosamente (Tatica), en este año 2022. Me he propuesto con este artículo poner en valor una historia de la virgen vinculada a la religiosidad popular dominicana desde la afrodescendencia. Hablo de la Virgen Coqueta de San Gregorio de Nigua en San Cristóbal.

El presidente Luis Abinader el 20 de julio emitió el decreto 402-22 que declara Día de Regocijo Popular el 15 de agosto de 2022, en conmemoración del centenario de coronación de la protectora del pueblo dominicano, Nuestra Señora de la Altagracia.

La Virgen de la Altagracia, es considerada por los feligreses de la Iglesia Católica en el país como la madre protectora y espiritual del pueblo dominicano. El decreto establece que es un día, no obstante, sin suspensión de labores oficiales ni particulares y recuerda que es el 21 de enero cuando los devotos católicos en el territorio nacional concurren a la Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia, fecha que «constituye un monumento religioso de gran importancia para la nación dominicana, como expresión de la fe que tienen los dominicanos en la Virgen de la Altagracia».

En el pueblo de San Gregorio de Nigua (próximo al trapiche de Boca de Nigua), un poblado de negros de la provincia de San Cristóbal, se encuentra una ermita con la imagen de la Virgen de la Altagracia, que le llaman la virgen negra coqueta. 

Sobre este municipio, de acuerdo a informaciones publicadas en la página web de la alcaldía, sobre la historia, cultural y desarrollo, nos dice: San Gregorio de Nigua es uno de los municipios de la provincia San Cristóbal, ubicado en la parte oriental de esta provincia y se limita al norte con el municipio Bajos de Haina, al oeste con el municipio cabecera San Cristóbal y al sur y al este con el Mar Caribe.

Es un municipio de la costa marítima de la provincia de San Cristóbal, con una extensión territorial de 48,760 Kilómetros cuadrados y una población humana de más de 40 mil habitantes (Censo 2012).

Su nombre es una combinación de la palabra indígena Nigua y el Ingenio San Gregorio, que impulsó el crecimiento económico y demográfico de la región de Valesia.

La historia de esta comunidad comienza en el siglo XVI con el inicio de la industria azucarera en la isla. Fue en esta zona que se estableció los primeros ingenios azucareros de las Américas. El 17 de septiembre de 1988 fue declarado distrito municipal del municipio de San Cristóbal, y luego fue elevado a la categoría de municipio en el año 2001.

Monumento Nacional Ingenio de Diego Caballero

El trapiche de caballos instalado en Nigua constituyo en su momento el más moderno establecimiento industrial de América, aunque por breve tiempo; ya que el propio Gonzalo de Velosa, asociado a los hermanos Cristóbal y Francisco de Tapia construyó en la Jagua de Yaguate un ingenio hidráulico que luego fue reubicado a orillas de río Nigua tras ser vendida la parte de Velosa a los hermanos Tapia, Cristóbal vendió su parte a Juan Vitoria, quien a su Vez la vendió, quedando finalmente como único dueño Francisco de Tapia.

La instalación del primer trapiche resultó muy oportuna; con el mismo, la situación socioeconómica, política y demográfica que prevalecía en la isla encontró una vía de solución.

Nigua, al ser una de las localidades que tuvo mayor incidencia de la industria azucarera colonial, exhibe profusamente los rasgos predominantes de la presencia africana en nuestra cultura sincrética. 

A partir del establecimiento del ingenio San Gregorio, seguido del ingenio Diego Caballero, el peso demográfico de los negros de origen africano que ocupaban la posición de esclavos sometidos a despiadadas condiciones de explotación por su superioridad comenzaron a definir, con el conjunto de los esclavos importados, elementos culturales peculiares.

Los atabales o palos: son instrumentos folklóricos de origen africano. Los palos son tambores que se usan en grupos de dos o tres, tienen diferentes tamaños y reciben nombres diferentes: al tambor grande se le conoce como palo mayor, al segundo más grande se le llama chivita y al más pequeño, se le conoce como palo menor. 

Sin embargo, es necesario decir que estos nombres y el número de palos usados, depende en la región en que uno se encuentre.

Este ritmo forma parte esencial de la cultura de nigua ya que, en los tiempos de la esclavitud, los negros habitantes en esta región, después del duro trabajo de todo el día tomaban esto como desahogo y expresión. Este municipio cuenta con grandes grupos de atabales entre los cuales se encuentran los paleros de Yogo Yogo.

La economía del pueblo consiste en trabajos de minas y zona franca es una importante. 

Nos extraña que tiendo este municipio una riqueza cultural tan importante, como es la virgen morena coqueta, no hacen ninguna reseña sobre la misma y además muchos de sus pobladores, sobre todo jóvenes no conocen de la misma. Eso lo hemos podido evidenciar en diferentes visitas realizadas a la localidad, para participar en celebraciones y manifestaciones de la religiosidad popular.

Imagen de la Ermita San Gregorio en Nigua (Foto: https://www.helpmecovid.com/do)

La Ermita San Gregorio de Nigua, donde se encuentra el cuadro de la virgen coqueta es también un centro de peregrinación de devotos y creyentes del país, dentro de la iglesia se reza, se cantan salves y se toca palo, tanto el 21 de enero, como para otras fechas de santos. 

Se le conoce como la virgen coqueta pues es la única representación de la madre y protectora del pueblo dominicano que luce aretes en forma de argolla en la oreja, además, es una pintura con rasgos más negros, esto es producto de una transculturación africana.

Esta ermita donde se encuentra el cuadro único en su especie, fue un espacio que, en época de la colonia,los esclavizados, realizaban sus celebraciones y oficios religiosos de adoración a la Virgen Morena.

Para finalizar entendemos que la intención de este artículo, además de dar a conocer la historia de este cuadro único de la virgen, su vinculación y significado para los habitantes de la zona, como legado histórico cimarrón y de resistencia, es una invitación a que lo visiten y lo agreguen a sus agendas de turismo cultural interno. En ocasiones los extranjeros tienen más informaciones sobre lo nuestro que nosotros lo nativos y eso debemos cambiarlo, ya que aquí tenemos demasiado para conocer, visitar, aprender y difundir, sobre todo vinculado a la historia cimarrona, esa, que los procesos históricos y sus protagonistas se han encargado de no visibilizar.


Fuentes:

Heredia, Valdez Celestina. San Gregorio de Nigua Un Municipio histórico. 2020. Fundación Literaria AníbalMontaño

Afroamericanos: Buscando raíces, afirmando identidad, serie Aportes para el Debate No. 4.

https://www.amodominicana.com/alaila-nuestra-señora-de-la-altagracia.

https://www.google.com/amp/s/www.diariolibre.com/amp/revista/muestra-sincrtica-de-religiosidad-popular-NYDL71395.

https://www.google.com/amp/s/acento.com.do/opinion/mayo-cruces-y-la-altagracia-9058892.html.

https://www.turismoreligioso.travel/patronas-de-america/virgen-de-altagracia-r

https://ayuntamientonigua.gob.do/ republica-dominicana/

https://www.turismoreligioso.travel/patronas-de-america/virgen-de-altagracia-r


Ramon Emilio Peralta

Apasionado por literatura desde una temprana edad. Ha publicado entre versos y soledades (poemas y reflexiones). Creador del grupo literario , «Literatura de República Dominicana y del Extranjero·