InicioLiteraturaLa narrativa de Fernando...

La narrativa de Fernando Hiciano

Por: Pedro Carreras Aguilera

He vuelto a leer Testamento de un líder de Fernando Hiciano, como quien asiste al viejo bar a degustar un buen vino, a estrechar la misma copa placentera y seductora, que induce a soñar un mundo raro. Tal vez, porque leer, beber y fumar un cigarro, proporcionan inopinadamente la manutención de los engendros del placer. He vuelto a manosear este texto novelístico que como muchos otros duermen el sueño milenario en mi biblioteca, el lugar donde recobro la paz interior, el sitio donde convivo con mis ancestros.

Me impresiona su prosa limpia, desnuda y valiente. Hay en su pluma una apreciable destreza construyendo perfiles psicológicos. Hiciano se vale de una arquitectura psíquica que se adentra en el interior de sus personajes hasta desnudarlos psicológicamente y de esa manera mostrar sus interioridades; sus grandezas y sus miserias. Con tales incursiones, conduce al lector por los imbricados intersticios que convive cada personaje. De manera que el lector termina asombrado de sí mismo, contemplándose totalmente desnudo de cuerpo entero, en la medida que viaja por las bien conseguidas páginas de este texto.

El autor consciente de que una novela es un mundo pagano de dioses muertos y templos derrumbados, donde el factor psíquico constituye una poderosa arma que construye, destruye, arma, desarma y cautiva al lector, se empeña en envolverlo en estos arquetipos psicológicos. Son, pienso yo, estos manejos sugerentes que hacen de Testamento de un líder una buena narrativa
A mi humilde opinión de ver las cosas, sin que pretenda ser un crítico de arte, ni algo parecido, esta narrativa tiene el poder de conmover al lector, de hacerle temblar la carne, hasta convertirlo en cómplice y actor del desplome o la heroicidad de cada personaje, personajes que el lector mientras lee los cree figuras de carne y hueso y se identificó tanto con ellos, que hasta se les parecen a sus propios semejantes. Al parecer, es así como en el transcurrir de esta novela, deja en sus páginas el rancho ardiendo, ya que en ellas, conviven ángeles y demonios; partidarios y enfrentados; vencidos y vencedores; héroes y villanos.

El país literario dominicano está a la espera de una novela marca país, que le permita insertarse en el mundo de las grandes narrativas latinoamericanas, como son los casos de Cien años de soledad de Gabriel García Márquez; La fiesta del chivo de Mario Vargas Llosa; El mundo es ancho y ajeno de Ciro Alegría; El señor presidente de Miguel Ángel Asturias; Doña Bárbara de Rómulo Gallego, entre otras buenas novelas.

Cuando leo y releo la joven narrativa dominicana siempre me pregunto ¿será este el novelista esperado? ¿Qué día venturoso llegará la gran novela dominicana?


Suscribete

Articulos recientes

El artista: Un ser intencionado

Hasta los más supersticiosos tienen la certeza de que si sus...

Lectura recomendada: El amante de Lady Chatterley (D.H. Lawrence)

¡Es inútil! ¡Es inútil intentar liberarse de la propia soledad! Hay...

Masculinidad y Belleza I: acción versus teoría

Estimados lectores: La belleza masculina se mide en su capacidad de acción...

Recomendación literaria: “El caso Valdemar”

“No pretenderé, naturalmente, opinar que no exista motivo alguno para asombrarse...

Continua Leyendo

Ensayo sobre “Lazarillo de Tormes”

Por Leslie Ramírez El Lazarillo de Tormes es una novela picaresca publicada en el año 1554 que cuenta los infortunios del jovencito Lázaro de Tormes a lo largo de su vida laboral. No me sorprende que la autoría de esta obra sea anónima, ya que se trata de una tremenda y osada...

Los relatos malditos de Roa Ogando: Una crítica social simbólica

En Cuentos del sinsentido no son las historias las que no tienen sentido, sino lo que sucede en ellas, es la ironía y las contradicciones que se plasman allí, los cambios drásticos, las incoherencias de pensamiento y carácter.

La melancolía: Su presencia en Las penas del Joven Werther, La muerte en Venecia y Oscuridad, de L. Byron

Por: Lynn Marcelle Félix Valdez Con el surgimiento del romanticismo se da inicio a un nuevo movimiento cultural que no solo impacta en los esquemas morales y políticos que se tenían establecidos a finales del siglo XVIII, sino que también impacta de manera radical en las artes y...

¿Cuáles poetas universales y de alto grado estético leen los jóvenes poetas Instagramers de hoy?

Por: Manuel Bidó Mateo Por lo que se observa en su poesía, es evidente que no leen a Cavafis, a Eugenio Montale, a Ted Hugues, a Emily Dickinson, a Octavio Paz. En estos jóvenes poetas abunda el lugar común, la estrella de sus creaciones; y sobre todo las historias...

Las infernales garras del Trastorno obsesivo compulsivo

Por: Ramón Emilio Peralta Hola, queridos lectores, en esta ocasión les hablaré de un trastorno muy común a nivel mundial y que afecta a millones de personas. Quiero aclarar que no soy psicólogo, sin embargo, no solo he indagado sobre el tema para hablar de él lo más...

Catecismo para adultos: ¡Ó, para perros!

«En la vida o en la catequesis para perros uno aprende mucho. He conocido mucha gente que cree en Dios y les da tres pitos la religión, y muchas otras que no creen en nada, y, también le da tres pitos, sin embargo la tratan algo más seriamente. Y ambos tipos, tienen algo en común».

El amor que arde

«Hace pocos años hice un descubrimiento de una bella canción cantada en la lengua de los Yankees, por Alec Benjamin, quien también es un Yankee»

3 Referencias A Escritores En Canciones De Canserbero

«Muchas veces hemos escuchado alguna canción en donde el artista hace alusión a otro tema de algún cantante en alguna línea en específico».

Pretérito imperfecto de cortesía

«¿Sabes qué es el pretérito imperfecto de cortesía? Lo de pretérito, porque se trata de lo acaecido, lo sucedido, lo remoto, lo pasado; y lo de imperfecto, porque indica una acción pasada que sucede aún, o, dicho de otra manera, los límites permanecen irrelevantes. Sabemos eso, pero, ¿de cortesía? ¿Qué cosa es eso? »

¿Es República Dominicana (En Verdad) Racista Con Los Ciudadanos Haitianos?

«Para nadie es un secreto que la comunidad internacional siempre ha acusado a República Dominicana de ser un país racista con los ciudadanos HAITIANOS».