InicioCulturaCupido: dios del amor...

Cupido: dios del amor y el desamor

Según la mitología clásica, Cupido también era el responsable de sembrar el olvido y la ingratitud en los corazones sufrientes por los malos amores. Cupido tenía la solución para los problemas que él mismo ocasionaba. Se sabe que, Cupido disponía de un arco dorado con flechas de dos tipos, unas flechas con puntas de oro, que servían para sembar el amor en los corazones humanos, y otras con puntas de plomo, para sembrar el olvido y la ingratitud.

En su niñez, Cupido solía divertirse caprichosamente creando amores no correspondidos; él solía disparar su flecha dorada a una persona para enamorarla perdidamente de otra, mientras que, a la otra persona, le disparaba con su flecha de plomo para que no le correspondiera.

En la concepción latina, Cupido es el dios del amor. Este nombre deriva de «cupere» (desear con ansia, con pasión) y también de cupidus (ansioso). Cupido es, así, la personificación del amor romántico y pasional. En la antigua Grecia, por su parte, el dios del amor era Eros, nombre griego cuya raíz se remonta al indoeuropeo erdh (profundo, oscuro, misterioso, sombrío, abismal, subterráneo). Este significado primitivo se mantiene en Erda, personaje sombrío y misterioso de la ópera de Richard Wagner El oro del Rin.

Contrario a lo que normalmente sabemos sobre Cupido, Platón ofrece nuevos aportes con respecto a él, indicando en su diálogo EI Banquete, que Cupido era hijo de Poros (la personificación de la abundancia) y Penia (la personificación de la pobreza); fue concebido en el mismísimo cumpleaños de Afrodita. Esto explicaría para Platón, los diferentes aspectos del amor verdadero.

Rosa o Rose (en ingles) es un sencillo anagrama del dios griego Eros, deidad de las pasiones, las relaciones románticas, la atracción sexual y la fertilidad, cada uno de los 5 pétalos de la rosa sencilla representaba las 5 faceta de la vida femenina: (1) Nacimiento, (2) Menstruación, (3) Maternidad (4) Menopausia y (5) Muerte.

Los antiguos griegos rendían culto a este dios, deseando siempre una buena relación sexual, un amor sano y sencillo, caprichoso y a veces calumnioso, atendía las suplicas de sus devotos, quienes encendían velas aromáticas, ponían rosas rojas y sabanas del mismo color para decorar la habitación, de esta forma no solo complacían a su dama, sino que contaban con la aprobación del dio.

Edwin J Peña

Estudiante de Historia en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Suscribete

Articulos recientes

El artista: Un ser intencionado

Hasta los más supersticiosos tienen la certeza de que si sus...

Lectura recomendada: El amante de Lady Chatterley (D.H. Lawrence)

¡Es inútil! ¡Es inútil intentar liberarse de la propia soledad! Hay...

Masculinidad y Belleza I: acción versus teoría

Estimados lectores: La belleza masculina se mide en su capacidad de acción...

Recomendación literaria: “El caso Valdemar”

“No pretenderé, naturalmente, opinar que no exista motivo alguno para asombrarse...

Continua Leyendo

Ensayo sobre “Lazarillo de Tormes”

Por Leslie Ramírez El Lazarillo de Tormes es una novela picaresca publicada en el año 1554 que cuenta los infortunios del jovencito Lázaro de Tormes a lo largo de su vida laboral. No me sorprende que la autoría de esta obra sea anónima, ya que se trata de una tremenda y osada...

Los relatos malditos de Roa Ogando: Una crítica social simbólica

En Cuentos del sinsentido no son las historias las que no tienen sentido, sino lo que sucede en ellas, es la ironía y las contradicciones que se plasman allí, los cambios drásticos, las incoherencias de pensamiento y carácter.

La melancolía: Su presencia en Las penas del Joven Werther, La muerte en Venecia y Oscuridad, de L. Byron

Por: Lynn Marcelle Félix Valdez Con el surgimiento del romanticismo se da inicio a un nuevo movimiento cultural que no solo impacta en los esquemas morales y políticos que se tenían establecidos a finales del siglo XVIII, sino que también impacta de manera radical en las artes y...

¿Cuáles poetas universales y de alto grado estético leen los jóvenes poetas Instagramers de hoy?

Por: Manuel Bidó Mateo Por lo que se observa en su poesía, es evidente que no leen a Cavafis, a Eugenio Montale, a Ted Hugues, a Emily Dickinson, a Octavio Paz. En estos jóvenes poetas abunda el lugar común, la estrella de sus creaciones; y sobre todo las historias...

Las infernales garras del Trastorno obsesivo compulsivo

Por: Ramón Emilio Peralta Hola, queridos lectores, en esta ocasión les hablaré de un trastorno muy común a nivel mundial y que afecta a millones de personas. Quiero aclarar que no soy psicólogo, sin embargo, no solo he indagado sobre el tema para hablar de él lo más...

Catecismo para adultos: ¡Ó, para perros!

«En la vida o en la catequesis para perros uno aprende mucho. He conocido mucha gente que cree en Dios y les da tres pitos la religión, y muchas otras que no creen en nada, y, también le da tres pitos, sin embargo la tratan algo más seriamente. Y ambos tipos, tienen algo en común».

El amor que arde

«Hace pocos años hice un descubrimiento de una bella canción cantada en la lengua de los Yankees, por Alec Benjamin, quien también es un Yankee»

3 Referencias A Escritores En Canciones De Canserbero

«Muchas veces hemos escuchado alguna canción en donde el artista hace alusión a otro tema de algún cantante en alguna línea en específico».

Pretérito imperfecto de cortesía

«¿Sabes qué es el pretérito imperfecto de cortesía? Lo de pretérito, porque se trata de lo acaecido, lo sucedido, lo remoto, lo pasado; y lo de imperfecto, porque indica una acción pasada que sucede aún, o, dicho de otra manera, los límites permanecen irrelevantes. Sabemos eso, pero, ¿de cortesía? ¿Qué cosa es eso? »

¿Es República Dominicana (En Verdad) Racista Con Los Ciudadanos Haitianos?

«Para nadie es un secreto que la comunidad internacional siempre ha acusado a República Dominicana de ser un país racista con los ciudadanos HAITIANOS».