Pedagogía constructivista y la tecnología en la educación

Pedagogía constructivista y la tecnología en la educación
Tiempo de Lectura: 2 Minutos

Por: Gerson Adrián Cordero


(La corriente pedagógica del constructivismo en la educación dominicana)

No es un secreto que la educación dominicana ha tenido un desarrollo significativo en los últimos años, pero lamentablemente debo puntualizar y tomando como ejemplo lo que arrojan nuestras evaluaciones educativas, que dicho desarrollo, en varios aspectos, no ha sido positivo. Estoy consciente que el Ministerio de educación lo que busca con el actual programa educativo es el desarrollo del mismo; incluso ahora están trabajando para implementar un nuevo sistema educativo que buscará la mejora del existente.

El actual programa de educación, tanto a nivel primario y secundario, como a nivel superior,  está desarrollado (en busca de sus aprendizajes) bajo la corriente pedagógica del constructivismo, dicho programa educativo ha puesto en manos de los docentes las herramientas necesarias para inculcar una buena educación, donde el estudiantado sea  el protagonista de su propio desarrollo (dejando de este modo, a un lado, la educación tradicional) y donde el docente esté presente solo como un colaborador que ponga las herramientas necesarias para el desarrollo de los y las estudiantes, justamente como lo indica el constructivismo.

Con relación a esto, debo preguntar:

¿Están poniendo en práctica dicha corriente pedagógica? ¿Está siendo bien comprendida y aplicada por los docentes? ¿Los estudiantes comprenden lo que se le enseña? ¿Qué didáctica utiliza el docente para despertar el interés de la autocomprensión  en los y las estudiantes?

 Hay que tomar en cuenta que para lograr un aprendizaje significativo bajo las normativas constructivistas, el docente debe saber manejar las informaciones pertinentes en la cual se sustenta dicha corriente pedagógica y de la misma manera, debe saber transmitir estos conocimientos a los estudiantes; por supuesto, todo esto amerita una serie de monitoreo que finalmente arrojará si en verdad se logró el desarrollo educativo deseado. No es solamente saber que nuestra educación actual se basa en esta corriente, es saber utilizarla para sacarle provecho. 

(Laptops y tablets en manos de los estudiantes)

El Ministerio de educación en busca de facilitar la educación a los estudiantes, desde hace algunos años ha puesto en manos de cientos de estudiantes: laptops y  tablets que lamentablemente no han hecho ningún cambio positivo para el desarrollo educativo, me atrevo a decir que solo han contribuido a que  nuestra educación esté más precaria que antes. La decisión de entregar estos aparatos tecnológicos  no es mala, pero de nada sirve que simplemente se lo den y que en la casa, como en las escuelas, no haya un seguimiento para ver en qué fines los estudiantes los están utilizando (Con fío más en libros en manos de los estudiantes, que en uno de estos aparatos tecnológicos). La tecnología, si se sabe utilizar, es una gran herramienta a la cual podemos explotar para nuestro desarrollo, pero como cada creación, también tiene su lado negativo y lamentablemente este último es el que más se nos hace presente en los centros educativos con relación al uso de tablets y laptops por los estudiantes.

Solo queda esperar que este nuevo programa educativo en el cual el Ministerio de educación está trabajando, de verdad llegue para hacer la diferencia y que arranque de raíz varios puntos en el actual currículo, que no están haciendo nada provechoso para los educadores, pero mucho menos, para los estudiantes.


3 respuestas a “Pedagogía constructivista y la tecnología en la educación”

  1. Creo que el Constructivismo es uno moderna manera de encausar la Educación, que depende de muchos factores tecnológicos y humanos, sobre todo humanos que a veces no están a la altura de su tiempo.
    Pero en mis estudios he arribado a la conclusión que el Constructivismo no es la manera más adecuada de enseñar las artes que es el área en que me desenvuelveo.
    La construcción del conocimiento de las artes no puede dejarse en manos de estudiantes carentes de referentes estéticos, donde el hacer artístico cuenta con técnicas ancestrales que han demostrado su eficiencia, donde la experiencia acumulada está en el hacer individual conjugado en áreas específicas con la colectiva, en las disímiles metodologías, esa entrega debe ser guiada por seres humanos, para poder sustentar la primera función del arte, el intercambio emocional, creo que para lograr eso se hace imprescindible la figura del tutor, del maestro como guía que enseñe y explique cada proceso, el monto histórico y tecnológico, el porque y para que de cada arte y como guiar al estudiante (talento) en esa construcción artística con elevados valores estéticos, y que garanticen las tres funciones del arte eso es El Inductismo. Luego llegará la parte de la experimentacion donde el estudiante, demostrará su talento expresándose y poniendo en práctica todo el conocimiento histórico, científico y técnico entregado a el y que ha perdurado de generación a generación como parte de la cultura.
    El ministerio de Educación de la República Dominicana debería atender este punto y ser más abierto a esto ya que cuenta una salida que es la Modalidad en Artes, donde constantemente está chocando el Método Constructivista con la enseñanza de la artes.
    El Constructivismo pone en riesgos los mejores criterios artísticos, la trascendencia pura del folclore, lo genuino de la danza y de la música, los códigos teatrales, potenciando la denigración como sociedad expuesta en antivalores que han sido asumidos ya como una nueva estética que se aplaude en las redes sociales por neófitos de la cultura y el arte, y que son representativos de un punzante e intrascendente arte que no demuestra lo que en realidad somos, pero que puede medir hacia donde nos desbarrancamos si se avanza con una mente absolutista.
    Mi propuesta es que al menos para la enseñanza de las artes sean aplicadas ambos métodos de enseñanza y aprendizaje. En el arte la cuestión siempre ha sido sumar, nunca restar.
    Husmell Díaz Sánchez.
    Actor, director teatral y escrito.
    Técnico Nacional de Teatro de la Modalidad en Artes.

    • Estoy de acuerdo con usted en muchos puntos. Ahora bien, no es que la enseñanza constructivista sea mala, claro que no. Es la manera de como se utiliza didácticamente para lograr lo deseado. Excelente comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: